Si nos preguntaseis por ese faro que por nada del mundo deberíais dejar de ver en la costa de Cádiz, en nuestra lista de ‘faros top’ estaría este de Punta Camarinal, un inigualable balcón al mar más puro de este rincón del Atlántico.

Torre de piedra que rompe el mágico horizonte de azules intensos de Cabo de Plata, se levanta a escasos metros de esa ‘sacristía’ (la Cueva de las Orcas) en la que se relatan los orígenes de la estrecha e histórica relación de estas aguas con la captura del atún rojo.

Heredero de las torres de vigilancia que en el siglo XVI mando construir Felipe II para defender la costa de los ataques de los piratas berberiscos, domina uno de los paisajes más bellos del litoral gaditano. Uno de esos hipnóticos lugares que invitan a dejar la imaginación volar.

Además de ser balcón privilegiado de algunas de las playas más bonitas de Cádiz, las de Zahara de los Atunes y Tarifa, en los días más claros nos regala los maravillosos perfiles del continente africano. Un auténtico lujo para los sentidos.

COMO LLEGAR