La Recreación Histórica de Grazalema, ‘Sangre y amor en la Sierra’, popularmente conocida como la Fiesta de los Bandoleros, volvió a reunir a miles de personas en las calles de esta bella y turística localidad de la Sierra de Cádiz.

Con 24 escenas y 32 actores en liza, Grazalema rememora los sucesos que tuvieron lugar en 1832 cuando el bandolero José María Hinojosa ‘El Tempranillo’ bajó de su escondite para asistir al nacimiento de su hijo. Los soldados del Rey se enteraron de su llegada y a pesar de la lucha que mantuvieron pudo huir con su hijo, pero no con su mujer, que falleció en el parto.

Este año, tras la ausencia obligada por la pandemia, la fiesta ha vuelto a celebrarse e incluso se ha recuperado par la ocasión un grupo de 14 Migueletes distribuidos en una veintena de tabernas bandoleras, donde se sirvieron manjares típicos de la zona. 

FOTOS

Fotos: Ayuntamiento de Grazalema