Desde este mes de marzo, Cádiz cuenta con el Beer Spa más grande de España. Estas instalaciones forman parte del nuevo Hotel Cádiz Bahía, que la cadena hotelera Q abrió en la capital gaditana tras una profunda transformación del edificio que anteriormente había sido la Residencia de Tiempo Libre.

El SPA Beer forma parte de la nueva zona Wellness & Spa del Hotel Cádiz Bahía, en la que se incluye también un Thai Spa, el primero de estas características en la capital. El nuevo Spa fusiona la balneoterapia con las propiedades de la cerveza.

 

SABER MAS

Los baños de cerveza de Beer Spa contienen ingredientes procedentes de la propia elaboración de la cerveza como son levadura de cerveza, lúpulo y cebada, así como un estimulante potenciador natural como es la canela.

El alto contenido en silíceos de lúpulo contribuye al destaponado de los poros de la piel y al aumento de vitalidad en general; la levadura de cerveza, a su vez, tiene propiedades beneficiosas sobre la regeneración de la piel gracias a su contenido en vitaminas del grupo B.

Gracias a esta combinación única de ingredientes naturales, el baño estimula el metabolismo, previene y combarte la flacidez, ayuda a la renovación de las células cutáneas, elimina sustancias dañinas del cuerpo, relaja la tensión interna y externa, reduce la fatiga y el estrés, asegurando así un descanso físico y mental perfecto.

 

El Beer Spa es una apuesta del empresario granadino Juan Sánchez junto a su mujer Almudena, que cuenta con más de dos décadas de experiencia en la gestión de balnearios. El centro gaditano llega tras el éxito alcanzado en otros como los de Granada, Zahara de los Atunes, Islantilla, Salou, Tenerife o Alicante

La experiencia consiste en un circuito guiado que comienza con la inmersión de dos o cuatro personas en unas barricas de cerveza. Se llenan de agua a una temperatura que ronda los 38° y se añade la mezcla de cebada, lúpulo, levadura de cerveza y canela en polvo para dejar el aroma. Durante el baño, el cliente podrá disfrutar de la degustación ilimitada de cerveza Alhambra gracias a los grifos situados junto a las barricas. La cerveza irá acompañada de un pequeño aperitivo o tapa que consiste en trozos de queso con salsa de cerveza.

Una vez terminados los 25 minutos de jacuzzi, el cliente se desplazará a una sauna de baja temperatura, en torno a los 35°, puesto que lo que buscan es que se abran los poros de la piel para que absorban mejor los componentes de la cerveza. Por último, se disfruta de la zona de relajación tumbados en camas de cebada, dando por terminado el circuito.