‘Navegar’ en un mar de olivos. Así se podría resumir la apasionante experiencia que, en pleno contacto con la naturaleza, con ese cultivo que, desde hace siglos, da fama a Jaén, te propone una de las vías verdes más atractivas y singulares de cuantas existen en Andalucía.

Su nombre, Vía Verde del Aceite, lo dice todo. Y es que por su trazado, hasta 1971 ferroviario, viajaron miles y miles de litros del exquisito aceite jiennense en dirección al puerto de Málaga y los mercados del sur para su venta.

Hoy, el tren, entonces ferrocarril, es solo un recuerdo. Un recuerdo que ha dado paso a una vía verde llena de estímulos, ideal para disfrutar y comprender la trascendencia que ha tenido y tiene esa alfombra de olivos que, de este a oeste y de sur a norte, inunda esta aromática, sabrosa y atractiva provincia andaluza.

Su trazado, ideal para hacer a pie o en bicicleta, discurre entre extensas campiñas olivareras desde Jaén hasta su límite provincial. Las sierras de la Caracolera, Grana, Jabalcúz y Ahillos ponen los relieves a un entorno en el que nos sorprenden los singulares y encalados cortijos andaluces.

En total, en torno a casi 55 kilómetros de recorrido que transita por las localidades de Jaén, Torredelcampo, Torredonjimeno, Martos y Alcaudete.

COMO LLEGAR

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *