En uno de esos históricos molinos en los que, desde mediados del siglo XIX, se extraía el oro verde de los olivares de Baena, el de José Alcalá Santaella, ‘duermen’ muchos de los secretos de los excelentes aceites de esta tierra de olivos.

Secretos que podemos descubrir entre la antigua maquinaria de la almazara y que se reparten a lo largo y ancho de una cuidada y detallada edificación de más de 800 metros cuadrados de exposición.

Salas de exposición sobre la historia y evolución del olivar en Baena; una sala de bodega con grandes depósitos metálicos; varios espacios expositivos en los que se muestra el uso del aceite como fuente de luz y calor, energía eléctrica, su uso alimenticio y bondades dietéticas, la importancia simbólica del olivo, el refranero y la medicina popular, un oleotaller y, entre otras curiosidades, una muestra de más de tres mil etiquetas de aceite de oliva dan vida a un Museo del Olivar y el Aceite que nos adentra en las entrañas de los aceites de la Denominación de Origen de Baena.

Una visita que debes redondear dando buena cuenta de esa rica gastronomía local regada con los exquisitos aceites de la tierra. Así lo hicimos nosotros y la experiencia no pudo ser mejor.

COMO LLEGAR

Leave your comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *